5 remedios para el insomnio

insomnio y embarazo

En Jack Beds nos importa tanto la calidad de vuestro descanso que no solo nos preocupamos por fabricar los colchones de la mejor calidad posible, sino que también nos dedicamos a investigar todo aquello que os pueda ayudar a dormir mejor. En el capítulo de hoy vamos a hablar de una serie de remedios para el insomnio. Ya os adelantamos que nuestras recomendaciones se acercan más a los remedios naturales y remedios caseros de las abuelas; ellas tienen soluciones simples basadas en su experiencia para todo y saben perfectamente cómo combatir el insomnio y nervios.

¿Cómo combatir el insomnio?

Primero de todo tenéis que saber que remedios para el insomnio hay unos cuantos: los que tienen que ver con los hábitos y horarios, los que tienen que ver con los alimentos… Hay incluso música hecha específicamente con el único objetivo de relajarte, como os contamos en este artículo. Por no hablar de la infinidad de medicamentos y suplementos que pueden ayudar tanto a combatir el insomnio como a tratar la ansiedad en general. Pero ni somos médicos, ni queremos contaros cosas que ya sepáis, ni vamos a aconsejaros que os hagáis una infusión de una planta que solo existe en Nepal. Lo que queremos más bien es sorprenderos con remedios y soluciones simples para saber cómo combatir el insomnio tanto en adultos como el insomnio en bebés, el insomnio crónico e insomnio ocasional.

1. Feng Shui

Según esta práctica milenaria china, hay varias pequeñas acciones que podemos hacer para que la energía de nuestra habitación favorezca nuestro descanso.

insomnio adultos

La posición de la cama, por ejemplo, es importante: tiene que estar en una posición no alineada con la puerta (pero sí en la que podemos verla) y lejos de la ventana. Además, el Feng Shui nos enseña que si tenemos acceso a la cama desde todas las direcciones promoveremos la energía positiva; en cambio, si estamos al lado de la ventana se nos puede ir toda esa energía positiva. El elemento prohibido en esta filosofía son los espejos, puesto que absorben nuestra energía y hacen que nos despertemos más cansados.

2. Alimentos pro-sueño

Vale, sí, todos sabemos que la cafeína y la nicotina no ayudan a dormir y que una infusión de camomila o manzanilla es perfecta para conciliar el sueño. ¿Pero cuáles son los alimentos que ya consumís que favorecen el dormir bien? Los llamados pro-sleep foods tienen ciertos componentes como el triptófano, que según varios estudios contienen propiedades que ayudan a sentirse relajado. El queso, las nueces y el plátano son algunos ejemplos. Por otro lado, los alimentos ricos en omega 3, como el salmón, también son buenos para combatir el insomnio y los nervios. Otro alimento que os sorprenderá saber que es beneficioso comer antes de ir a dormir son las cerezas, debido a que son la única fuente comestible de melatonina, la hormona del sueño. Y no es casualidad que sintamos ganas de hacer la siesta después de un platazo de pasta: según un estudio japonés, los carbohidratos hacen que los niveles de azúcar en sangre aumenten y eso juega un papel importante en la regulación del reloj biológico. Como un plato de pasta nos puede sentar como una patada en el estómago si nos lo tomamos antes de ir a dormir, una buena opción si queremos aprovechar este subidón de azúcar es tomar un par o tres de galletas integrales. ¿Qué os parecería cenar makis de salmón, queso y nueces, y galletitas integrales y plátano de postre? Not bad, ¿no?

3. Rutina saludable

En este apartado os podríamos contar muchísimos buenos hábitos de rutina que ayudan a combatir el insomnio a los adultos en general, tanto en caso de insomnio y embarazo, como en caso del insomnio en la menopausia o incluso en el caso de que no haya un motivo aparente. Sin embargo, os vamos a contar solo unos pocos a través de una rutina tan sencilla que hará que queráis empezar hoy mismo:

  • Despertarse más o menos a la misma hora cada día (incluso los findes)
  • Hacer ejercicio lo más temprano posible
  • Evitar las siestas de más de 30 minutos 
  • Ducha o meditación (o las dos) antes de ir a dormir

4. Aromaterapia

Los aceites son uno de los remedios para combatir el insomnio más sencillos: basta con olerlos desde la cama antes de ir a dormir y antes de que tengáis tiempo de tapar otra vez el frasco ya notaréis que os empezáis a relajar. Además es un remedio que ayuda a combatir el insomnio en bebés. Los más recomendados a nivel terapéutico son cinco y cada uno se aconseja para una necesidad en concreto:

  • Aceite de mandarina: para desconectar.
  • Aceite de lavanda: para una relajación integral.
  • Aceite de manzanilla romana: para casos de hipersensibilidad.
  • Aceite de petit grain mandarino: para disipar la tensión.
  • Aceite de hierbaluisa: para la angustia.
insomnio en la menopausia

5. Un buen colchón

Y por último pero no menos importante… ¡Por supuesto! El mejor remedio para el insomnio es tener un buen colchón. Y no os lo decimos para venderos nada… Evidentemente podéis comprarlo donde queráis (aunque sí que os recomendaremos siempre que sea en un sitio con buenos profesionales y sin falsos descuentos). Está claro que va a ser el mejor remedio para conciliar el sueño. ¿No os ha pasado nunca eso de dormir en algún sitio especial, en algún hotel de Barcelona, por ejemplo, y dormir profundamente y del tirón? Eso es porque todos los hoteles de Barcelona tienen colchones JK. ;)

Buscar nuestro sitio

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.