¿Cómo cuidar mi colchón viscoelástico?

¿Cómo cuidar mi colchón viscoelástico?

El colchón viscoelástico. El gran revolucionario en el mundo del descanso. 

Y es que este material que descubrió la NASA en los años 60 ha aportado un sinfín de ventajas, como su gran adaptabilidad y capacidad de absorción de los movimientos (para no molestar a nuestra pareja cuando dormimos). ¡Normal que  cada vez más lo encontremos en nuestros hogares! 

Al ser un colchón de gran calidad y realmente supercómodo es normal que no nos queramos deshacer de él y que le vayamos cogiendo cariño a lo largo del tiempo. No obstante, ¿sabías que ASOCAMA (Asociación Española de la Cama) aconseja cambiar el colchón cómo máximo cada 10 años? 

Créenos, después de probarlo, estos 10 años te van a saber a poco. Entonces, ¿cómo podemos conseguir un buen mantenimiento de nuestro colchón viscoelástico y conseguir alargar su vida al máximo? Quédate y te contamos 5 tips sencillos de los cuidados esenciales para que tu querido viscoelástico se quede contigo durante mucho tiempo.

 

1. ¡Que corra el aire!

Ahora más que nunca, la ventilación es imprescindible para evitar la acumulación de pequeños microorganismos que pueden resultar perjudiciales para nuestra salud. 

Así que cada mañana retira las sábanas de tu cama, abre las ventanas y deja que corra el aire por tu habitación y tu cama entre unos 10 y 20 minutos. Cuanto más cálido sea el ambiente, más tiempo conviene ventilar. 

Con esta pequeña acción conseguirás hacerte un gran favor si tienes alergia a los ácaros y también evitarás que se produzcan humedades en el lugar donde pasas unas 8 horas de tu día.

 

2. Que no se te olvide usar protección

Ya hemos dicho que ventilar es muy importante. Pero el refrán ya lo dice: no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia. Y es que, ¿os imagináis tener que lavar un colchón? Imposible no es, pero no creemos que sea algo que sea fácil de hacer cada día...

Así que, ¿cómo conseguimos que nuestra cama viscoelástica se mantenga como los chorros del oro? ¡Pues usando protección!

Una buena funda protectora nos salvará de grandes sustos y alargará sin duda la vida útil de nuestro colchón.

 

3. Evita que tu colchón viscoelástico se convierta en una montaña rusa

Sabemos que te encanta. Pero no. No puedes ponerte a saltar encima de tu colchón cuando estás en pleno sábado escuchando tu canción favorita en casa. 

Tu colchón no es una cama elástica, ni una butaca para sentarse. Y si quieres evitar que el colchón se hunda y tenga unos lindos bultos cual montaña rusa cuando te estiras, te aconsejamos que no lo hagas. 

Las camas están diseñadas para estirarnos. De tal modo que, cualquier otra cosa que hagamos que no sea estar en posición horizontal, la puede deformar y por lo tanto afectará directamente a nuestra calidad de descanso. 

Entonces, ¿cómo evitamos que el colchón se hunda?

Seguramente habrás oído que los colchones se deben girar y voltear. Pero en el caso de los viscoelásticos, esa teoría cambia un poco. 

Normalmente los colchones viscoelásticos suelen tener una cara. Así que solo se tendrán que girar. No obstante, hay algunos que tienen dos caras. Por lo tanto, en ese caso se tendrán que girar y voltear. 

Es importantísimo que mires bien las indicaciones del fabricante para saber exactamente cada cuánto tiempo y cómo debes girar y/o voltear tu colchón. O bien, que lo consultes con tu asesor de descanso de JackBeds, para que te asegures de un buen mantenimiento de tu colchón viscoelástico.

 

4. Una buena base lo es todo

Elegir un colchón de altísima calidad no tiene sentido si la base de tu cama no es la adecuada. Ya no es solo porque dañará tu colchón, sino que también afectará a la calidad de tu descanso. 

Es por eso que la base debe adecuarse a tu tipo de colchón. En Jack Beds ofrecemos una lista de packs que incluyen el colchón y la base para asegurarte al 100% un completo descanso y una larga vida útil para tu cama. 

¿Tienes dudas de si tu cama cumple con este requisito? Puedes venir a visitarnos en tu tienda más cercana de Jack Beds y te ayudaremos a investigarlo.

 

5. Consigue el top de la limpieza

Ya hemos dicho que ventilar es un must. Pero si quieres llegar al top solo te queda un último paso: aspirar. 

Si aspiras el colchón y la base una vez al mes con el complemento para tapicerías de tu aspirador, conseguirás eliminar las pequeñas acumulaciones de polvo. ¡No te olvides de las dos caras!

Con estos 5 tips vas a conseguir que el mantenimiento de tu colchón viscoelástico te dé el mejor descanso durante el máximo de tiempo posible. 

¡Esperemos que los apliques y que tengas unos dulces sueños!

Buscar nuestro sitio

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.